<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8520592\x26blogName\x3dCr%C3%B3nicas+Madrile%C3%B1as\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cronicasmadrilenas.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cronicasmadrilenas.blogspot.com/\x26vt\x3d7275684005770372110', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Crónicas Madrileñas

En Alpedrete desde Mondragón desde Vitoria-Gasteiz desde Araia desde Amurrio desde Higuera de la Sierra desde Las Palmas de Gran Canaria... Historietas variadas, tecnología, curiosidades,... Déjame tu opinión... - Perfil

Samu

 

jueves, marzo 19, 2009

10:15 - Almacenando información (RedSeguridad - Marzo 2009)

RedSeguridad

En esta época en la que los datos importantes de empresas y particulares se almacenan cada vez más en formato digital, cobra enorme importancia la forma en que se hace. Y no me refiero a los plazos legales o a los medios para proteger esta información de accesos no autorizados, me refiero a las limitaciones físicas de los soportes actuales debido a las cuales es posible que nuestra información inadvertidamente se corrompa o desaparezca y a la constante evolución de los sistemas que puede llegar a hacer que nuestros datos queden en un formato obsoleto y que, precisamente por ello, no seamos capaces de interpretarlos de nuevo.

No nos encontramos frente a un problema nuevo: la piedra y los papiros han permitido almacenar, de forma limitada, información perdurable por centenas o miles de años, aunque el poder entender dicha información en la actualidad ha resultado, en ocasiones, problemático. Un ejemplo muy conocido es el del lenguaje jeroglífico, utilizado por los egipcios durante más de 3.500 años, que solo pudo ser descifrado y entendido gracias a la aparición de la Piedra de Roseta y al esfuerzo de Champollion entre otros. Y como ejemplo mucho más cercano nos bastaría con plantearnos cómo leer alguna grabación de vídeo que tengamos en formato Betamax... si es que la información magnética es aun legible y si los mecanismos de la cinta aún funcionan.

Pues bien, esta misma situación podemos extrapolarla a todos los datos almacenados en formato digital actualmente: imágenes, vídeos, sonidos, textos,... En todos ellos, tenemos dos ámbitos importantes: el soporte de la información por un lado y su formato por otro.

Actualmente, los soportes disponibles para almacenamiento de información más extendidos son los magnéticos (cintas, discos duros,...) y los ópticos (CD, DVD, BlueRay,...). Las cintas LTO resultan un medio muy habitual y relativamente económico para llevar a cabo copias de seguridad, teniendo una longevidad estimada de entre 10 y 30 años. Por otro lado los discos duros convencionales tienen una duración estimada de alrededor de 7 años pero, a cambio, ofrecen una alta densidad de datos así como gran velocidad de acceso. Los soportes ópticos ofrecen hasta 100 o incluso 200 años de vida... pero estos plazos están muy ligados a su almacenamiento en condiciones óptimas (25ºC, 55% de humedad, ausencia de radiación ultravioleta). En esta línea, una de las últimas novedades sería el almacenamiento holográfico que nos ofrecería una densidad de datos mucho mayor que el BlueRay (500Gbit por pulgada frente a menos de 30). ¿La solución óptima? Tener en cuenta los plazos de vida de cada soporte y planificar su comprobación y renovación periódica... y utilizar algún software que nos permita recuperar soportes parcialmente dañados, como QuickPar o DVDisaster.

Finalmente quedaría elegir el formato en que vamos a codificar nuestra información... y aquí deberíamos optar siempre por el formato más sencillo, estándar, abierto y extendido posible, descartando siempre opciones propietarias. A modo de sugerencia, ASCII para texto puro, PDF para documentos complejos, OGG Vorbis para sonido, PNG para imágenes o M-JPEG2000 para vídeo.

RedSeguridad 06 Mar2009 RedSeguridad 06 Mar2009 Samu
Publish at Scribd or explore others: Magazines & Newspape Internet & Technolog redseguridad


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

© Samu 2005 - Powered by Blogger and Blogger Templates