<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8520592\x26blogName\x3dCr%C3%B3nicas+Madrile%C3%B1as\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cronicasmadrilenas.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cronicasmadrilenas.blogspot.com/\x26vt\x3d7275684005770372110', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Crónicas Madrileñas

En Alpedrete desde Mondragón desde Vitoria-Gasteiz desde Araia desde Amurrio desde Higuera de la Sierra desde Las Palmas de Gran Canaria... Historietas variadas, tecnología, curiosidades,... Déjame tu opinión... - Perfil

Samu

 

domingo, octubre 30, 2005

17:41 - XXVd

Por fin ha llovido con ganas estos últimos días: tanto es así, que se ha apreciado un ligero incremento en el agua embalsada... y hemos vuelto a disfrutar de esos días lluviosos y otoñales que despiertan nuestra melancolía.

Y el viernes mismo una buena tromba de agua en Alpedrete.

El caso es que llevábamos varios días viendo una pequeña mancha de humedad en la pared, junto a la ventana del salón y a la altura de la perforación en el marco por donde la correa de nuestra flamante y nueva persiana entraba al interior. No le habíamos dado demasiada importancia y pensábamos asomarnos al exterior para ver si se apreciaba algún defecto en el sellado aprovechando la tarde del viernes. Que es cuando comenzó la tromba de agua.

Al principio nos fijamos que la mancha de humedad había empezado a crecer y mientras la tromba caía empezó a notarse que el agua resbalaba por la pared. Al poco rato goteaba abiertamente por el interior de la ventana para después ir formando goterones por buena parte del techo junto a la ventana.

Una vez pasado el primer momento de incredulidad, protegimos como pudimos el parqué (cubos, paños y toallas), llamamos a la empresa que nos había instalado las persianas y la respuesta no fue muy esperanzadora: reconocían que era posible pero poco probable que fuera problema de su instalación y, encima, decían que los sábados no trabajaban y que hacían puente el 31 de octubre. Así pues, en lo que a ellos correspondía, no podrían pasarse hasta el miércoles 2 (¡aaaargh!). Afortunadamente, tras insistir un poco en la gravedad del asunto (en ese momento caía agua a chorros por varias zonas), me dijeron que tratarían de localizar a alguien que pasara al día siguiente...

Cuando la parte más intensa de la tormenta había pasado, me asomé por la ventana (medio cuerpo fuera sobre una silla plegable) para ver si se apreciaba el origen de la filtración... y no se apreciaba nada que pudiera causarla: de hecho los acabados tenían muy buena pinta y todo estaba bastante protegido por el alero del tejado...

Momentos de frustración, desesperanza e impotencia, claro.

Y en medio de esas sensaciones, sorpresa mayúscula: aparecía a gran velocidad otra mancha de humedad en el techo a más de un metro de distancia de la ventana hacia el interior del salón... y mientras descolgábamos un cuadro y movíamos el sofá para evitar males mayores... se iluminó la bombillita sobre mi cabeza. ¡¡La terraza de los vecinos de arriba!!

No conocía exactamente la distribución del piso de nuestros vecinos, pero desde la calle se aprecia una terraza de obra que aprovecha la caída del tejado y que está situada justo sobre la parte exterior de nuestro salón. Subimos corriendo y afortunadamente les pillamos en casa viendo la tele y absolutamente ajenos a nuestro drama ;-).

Les comentamos el problema y les preguntamos directamente si, por casualidad, no tendrían la terraza inundada... y la tenían con el sumidero totalmente atascado y más de tres dedos de agua acumulados por la tormenta (y las últimas lluvias probablemente).

Mucho más tranquilo una vez conocida la causa, logramos limpiar el desagüe y vaciar la terraza... con lo que el agua dejó de entrar a chorro por nuestro techo en muy poco tiempo. Ahora, solo nos queda la parte burocrática (parte al seguro, perito) y la parte del secado previo a la reparación.

En resumen, una forma como otra cualquiera de disfrutar de un viernes. Sin embargo, el fin de semana aún se ha visto completado con casi cuatro horas de espera en urgencias del Hospital de El Escorial para evaluar el dolor en la rodilla de una amiga (ayer sábado)... y todavía nos quedan unas horas de domingo para ver qué más nos puede pasar. ¡Ya tengo ganas de que llegue el lunes para pasarlo tranquilamente trabajando!.


Y antes de que lo olvide definitivamente, comentar que un año más decidimos ponernos nuestras mejores galas y asistir a la noche de Maritxu Kajoi en Mondragón, el primer viernes de octubre como indica la tradición.
Como es habitual, reserva en las cabañas de Gaztainuzketa, cena en grupo y salida de inspección rutinaria por las calles hasta que despunta el amanecer.

IMG_5904 IMG_5900 IMG_5907

Como siempre, el mayor aliciente para mi es el recordar los viejos tiempos y coincidir con amigos y conocidos de mi anterior vida. Y casi todos los años cumplo con creces ese objetivo.
Aunque también es cierto que cada año me encuentro un poquito más fuera de lugar: puede que ese trasnoche me apetezca menos, puede que el ambiente se degrade en algunos aspectos (ha sido la primera vez que he visto a alguien esnifando polvo blanco en medio de un respetable bar, eso si, con nocturnidad y alevosía), puede que cada vez se debilite un poco más el nexo de unión... Pero aunque solo sea por disfrutar por las mañanas de los colores cálidos y casi mágicos de los bosques que rodean las cabañas creo que seguiremos acudiendo fieles a la cita.

Más imágenes de Maritxu Kajoi


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

© Samu 2005 - Powered by Blogger and Blogger Templates