<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8520592\x26blogName\x3dCr%C3%B3nicas+Madrile%C3%B1as\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cronicasmadrilenas.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cronicasmadrilenas.blogspot.com/\x26vt\x3d7275684005770372110', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Crónicas Madrileñas

En Alpedrete desde Mondragón desde Vitoria-Gasteiz desde Araia desde Amurrio desde Higuera de la Sierra desde Las Palmas de Gran Canaria... Historietas variadas, tecnología, curiosidades,... Déjame tu opinión... - Perfil

Samu

 

jueves, febrero 21, 2008

23:32 - Comiendo espinas

salud

IMG_0219


El otro día comí en el comedor de la factoría media dorada a la plancha que estaba exquisita... pero tuve la mala suerte de toparme con una espina que quedó graciosamente atravesada en mi garganta.

Empecé comiendo miga de pan allí mismo, haciendo el gesto de tragar y carraspeando de mil formas distintas pero no conseguía desprenderla por lo que al cabo de un par de horas de intentos (y ya saturado de miga de pan, por cierto), decidí pasar por el centro médico de la factoría y un amable doctor estuvo mirando y hurgando sin éxito.

Al llegar a casa, aun con la espina pinchada, me puse a buscar algún remedio en Internet... y el primer intento me llevó a Poluciones Nocturnas, donde una inocente anotación del 2005 ha ido generando una gran comunidad de "espinados" en los comentarios.

Después topé con un sitio que recomendaba "meter los pies en agua fría" para desprender la espina (busca en la web "espina en la garganta" para verlo)... y he de reconocer que ni me plantee probar el método.

Y, finalmente, encontré un par de sitios que sugerían el método que me funcionó a la primera: tomar lentamente zumo de limón sin diluir. Me preparé un zumo con un par de limones y lo tomé haciendo gárgaras: a la mitad del mismo ya no notaba la espina. O bien se desprendió o bien se disolvió, pero ya no me molestó más.

Resumiendo, si se te queda clavada una espina en la garganta, te recomiendo que pruebes bebiendo léntamente (e incluso haciendo gárgaras) con un par de limones exprimidos sin diluir ni endulzar.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

© Samu 2005 - Powered by Blogger and Blogger Templates