<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8520592\x26blogName\x3dCr%C3%B3nicas+Madrile%C3%B1as\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dLIGHT\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://cronicasmadrilenas.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://cronicasmadrilenas.blogspot.com/\x26vt\x3d7275684005770372110', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Crónicas Madrileñas

En Alpedrete desde Mondragón desde Vitoria-Gasteiz desde Araia desde Amurrio desde Higuera de la Sierra desde Las Palmas de Gran Canaria... Historietas variadas, tecnología, curiosidades,... Déjame tu opinión... - Perfil

Samu

 

lunes, febrero 23, 2004

23:18 - VII

Hispania, alrededor del año 380 después de Cristo. Se construye una suntuosa villa romana en los aledaños de lo que hoy es el pueblo de Carrenque en Toledo. Su destinatario: Materno Cinegio, cónsul y tío de Teodosio, emperador de Roma.
El conjunto consta de un gran edificio dedicado al culto, un pequeño templo y la villa en si misma. Con agua corriente y un efectivo sistema de calefacción por aire caliente resultaba un lugar muy agradable para vivir, pero todo parece indicar que fue abandonado al poco tiempo de estrenarse. Únicamente quedó en uso la basílica, se supone que el primer templo cristiano de la península, que fue sucesivamente reutilizado y modificado para el culto visigodo, árabe y medieval, hasta que fue dinamitada a principios del siglo XX con el fin de reutilizar sus piedras en el núcleo urbano.
Lo más interesante, los preciosos y bien conservados mosaicos que alfombraban los suelos con escenas mitológicas e históricas.
Después de la interesante visita, inspección ocular del pueblo en busca de un cajero (estábamos los 3 visitantes sin efectivo) y de un lugar apropiado para comer. Y, pese a ser un domingo soleado, las calles desiertas en un pueblo de unos 1400 habitantes. Ni cajeros ni locales que a simple vista inspiraran confianza plena. Así, paseando por las solitarias calles, llegaron las 15h y con un considerable apetito, tomamos una decisión: entramos al local que mejor pinta tenía confiando en poder pagar con tarjeta. Por fuera tenia pinta sospechosa: destartalado edificio bajo y vegetación muy descuidada... pero el interior era el del típico restaurante de carretera: oscuro y sencillo pero funcional. Y empezó la fiesta: no se podía pagar con tarjeta... Viendo la hora y el apetito reinante rascamos todos los fondos de los bolsos, bolsillos y carteras y reunimos entre todos 35’50 €. Cantidad suficiente para comer tres menús sin problemas... si hubiera habido menú del día, claro. Visto lo cual, convocamos a la camarera y le contamos nuestra triste historia... y le pedimos, con la montaña de monedas sobre la mesa, que nos confeccionara un menú a la medida de nuestras posibilidades. Y no comimos mal: guisantes, alcachofas y espárragos a repartir, tres filetes de ternera con patatas, dos natillas y arroz con leche de postre y una botellita de Estola reserva del 98 para regar el conjunto. (más info: www.turismocarranque.com)
Otra cosa: hemos estado a punto de asistir a un espectáculo de uno de mis ídolos de juventud: el mago Tamariz. En una sala de espectáculos al más puro estilo de película: antiguo cine con el patio de butacas reconvertido en espacio diáfano con mesas y sillas. Y el escenario habilitado para actuaciones diarias: música, magia, variedades. Sala Galileo Galilei para más señas. Lástima que me enterara tarde del evento y sólo quedaran huecos de pie y lejos del escenario. Desistimos y lo cambiamos por otro día y otro mago, discípulo del anterior: Jorge Blass (al cual se ve bastante en la caja tonta últimamente y fue el protagonista de los primeros anuncios del ADSL de Telefónica). Palomas, aros, cuerdas y muchas barajas de cartas. Magnífico.
Y para terminar, un poco de cine. Hay un enorme trabajo detrás de muchas producciones cinematográficas: el de los trucajes de imagen. Aunque actualmente están muy extendidos los efectos digitales, aun se utilizan muchos trucajes clásicos. Y estos trucajes son mejores cuanto menos se note su presencia, por lo que siempre es un trabajo poco reconocido. Y una vez introducido el tema, decir que todo viene a cuento debido a nuestra visita a "Ilusiones de realidad", una exposición sobre el trabajo de Emilio Ruiz.
Francamente resulta impresionante la aparente sencillez de algunos trucos y lo tremendamente efectivos que resultan luego en la pantalla. Y casi todo jugando con la perspectiva, miniaturas, imágenes superpuestas y mucho trabajo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

© Samu 2005 - Powered by Blogger and Blogger Templates